Al procurador, bueno para nada José Apolonio, no le quedo de otra que aceptar delante de la opinión pública nacional, que el proceso de su elección estuvo viciado, lo que ratifica que el Presidente Bukele siempre tuvo la razón, y está elección fue una elección inconstitucional.

Sin embargo, el degenerado en cuestión, tiene la osadía de seguir diciendo que su elección no tuvo nada de inconstitucional, lo que se traduce en una de las incoherencias más grandes que se recuerde ya que,él mismo está aceptando que el proceso de su elección estuvo viciado, lo que significa que su elección también estuvo viciada y por ende fue una elección inconstitucional.

 

Share: